13 may. 2013

Etiquetas:

Broches II

Compártelo







Hay algo que me atrae de los broches: una camisa, una falta, un fular, cambian totalmente con un pequeño broche que les de un nuevo aire.
 
De fieltro ya os enseñé algunos en la primera edición de Broches, no estaban mal, nada mal, llevo todo el invierno poniéndomelos incluso en el pelo con una buena horquilla.
 
Ahora me apetecía algo más fresco y divertido. 


Son totalmente caseros, se nota, pero tienen un aire distinto que me gusta mucho.
 
Están hechos con pasta ecológica para moldear.

He comprado varias veces la pasta blanca para moldear. La primera vez que la utilicé desde que soy mamá fue para hacer la huella de la mano de la Peque Grande cuando cumplió un año.

Con este invierno tan largo que hemos tenido, me apetecía hacer alguna cosilla con pasta para moldear.

Siempre se me olvida comprar la pasta y una noche buscando ideas por la red encontré esta receta en The Imagination Tree:


Y pensé: "pues mañana mismo, que la previsión ha dicho lluvia."

Me levanté por la mañana y nos pusimos manos a la obra (nunca mejor dicho):


Así de bonita le quedó la falda a mi Peque Grande para ir a pasear:


Se pueden hacer muchas más cosas, ya tengo otra entrada preparada con más ideas, que os iré contando.

Ahora, ¡¡a probar ésta!!
 
-----
I am sharing this craft at Craft Schooling Sunday of Cretive Jewish Mom.

2 comentarios:

  1. Such a fun idea, I love salt dough! thanks so much for sharing on craft schooling Sunday!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you Sara. I really appreceate your comments and your sharings.
      Regards.

      Eliminar

Comenta, comenta, me encanta leer todas vuestras opiniones y me animan
a seguir creando y contando.

Gracias